Desarrollo Curricular

Identidad y Convivencia - Ciudadanía y Participación - Ciudadanía y Política
PRESENTACIÓN
La formación ciudadana se concibe como un proceso que comienza en la Educación Inicial y continuará a lo largo de toda la Educación Obligatoria.

En cada ciclo, si bien adquiere características particulares, se enmarca en la idea que es posible pensar la escuela como espacio de participación para la democratización, en la que se introduce lo político, para construir los atributos de la ciudadanía en los procesos de formación de los sujetos. Además, destaca la importancia de profundizar y complejizar saberes en relación a la construcción de las identidades; a concebir la escuela como ámbito propicio para construir la convivencia; el reconocimiento de derechos y responsabilidades, junto a la ampliación de los horizontes culturales. Esta mirada se completa con la formación ética de los sujetos, que procura el desarrollo de valores y actitudes, para que los estudiantes puedan integrarse socialmente de manera justa y democrática, y que forma parte de la función educativa –inclusiva- de la escuela.

Berni, Antonio. (1954) Campeones de barrio

En la Educación Inicial el Campo de Identidad y Convivencia sostiene que “La formación ciudadana estará orientada a que los niños construyan conocimientos, desarrollen valores y se formen para la manifestación de actitudes respetuosas. (…) se aspira a que, a través de estos temas, se posibilite la adopción de posiciones personales y colectivas frente a los problemas del contexto y se promueva el diseño de acciones que colaboren con su prevención y/o superación”. Implica habilitar la reflexión sobre quiénes somos y quiénes queremos ser, y contribuye al desarrollo de habilidades sociales para integrarse a la vida institucional y social, desde una incorporación crítica y activa, en la cual cada sujeto aporta propuestas y modalidades propias de actuación en el mundo.

Berni, Antonio. (1951) Manifestación

En la Educación Primaria, el espacio de Identidad y Convivencia en el Primer Ciclo, articula y profundiza los aprendizajes prescriptos para el Campo de Formación del mismo nombre en la Educación Inicial, promoviendo procesos de socialización y estructuración propios de las primeras experiencias escolares y con otros actores sociales.
En el Segundo Ciclo, Ciudadanía y Participación inicia los procesos que favorecen la construcción de la Ciudadanía activa, el desarrollo del pensamiento crítico, el acercamiento a estructuras político-jurídicas, a procesos identitarios de mayor complejidad y al conocimiento y ejercicio de los derechos y las responsabilidades en la vida social.

Berni, Antonio. (1934) Manifestación

En la Educación Secundaria, el espacio de Ciudadanía y Participación recupera conocimientos y enfoques de diversas disciplinas académicas. Tiene como propósito principal la formación política de los estudiantes y para ello promueve propuestas de enseñanza en diversos formatos que favorezcan la comprensión y la participación efectiva en el ejercicio activo y crítico de la ciudadanía. De este modo, ofrece la oportunidad de realizar prácticas de análisis e intervención en la realidad comunitaria, ya que la experiencia es motor del aprendizaje y puede funcionar como medio para la comprensión del mundo.

Berni, Antonio. (1962) El mundo prometido a Juanito Laguna

Finalmente en el Ciclo Orientado de Educación Secundaria, Ciudadanía y Política recupera contenidos sobre los sujetos, la ciudadanía y los contextos socioculturales, y propone aprendizajes que implican una mayor abstracción, profundización teórica y problematización respecto de los abordados en el Ciclo Básico, en el ejercicio de la ciudadanía, en el análisis y la práctica de los derechos y deberes, para avanzar en el ejercicio de la política. También ofrece, desde el análisis jurídico-político y ético, el conocimiento y comprensión de las instituciones políticas y sociales, las formas de intervención democráticas, los derechos humanos; todos estos aprendizajes históricamente presentes en el currículum escolar que adquieren nuevas significaciones a la luz del desarrollo de dimensiones de la ciudadanía y sus problemas más actuales.